VERSOS BUDISTAS PARA VIVIR CON ATENCIÒN


Al despertarse

Despertándome con una sonrisa,
sé que tengo 24 horas nuevas para mí.
Prometo vivirlas con plenitud,
y ver a todos, con los ojos de la compasión

Abriendo la llave del agua

El agua fluye desde fuentes en lo alto de la montaña.
El agua corre profunda dentro de la tierra.
Maravillosamente, llega a mí.
Sus beneficios me tocan con profundidad

Tomando té

Esta taza de té en mis dos manos–
¡la atención se mantiene
en posición vertical!
Mi mente y cuerpo moran
en el aquí y el ahora.

Conduciendo

Antes de arrancar el coche,
sé adonde voy.
El coche y yo somos uno.
Si el coche va rápido, voy rápido.
Si el coche va lento, voy lento.

Preparando las verduras

En estos vegetales frescos
veo un sol verde.
Todos los Dharmas se juntan
para hacer posible la vida.

Las Cinco Contemplaciones
Esta comida es el regalo de todo el universo –la Tierra, el cielo y mucho trabajo duro.
Que comamos con atención de manera de ser dignos de recibirla.
Que transformemos nuestros estados mentales poco hábiles y aprendamos a comer con moderación.
Que sólo tomemos alimentos que nos nutren y previenen enfermedades.
Aceptamos esta comida para llevar a cabo el camino del entendimiento y el amor.

Sirviendo la comida

En esta comida
veo claramente la presencia
de todo el universo
manteniendo mi existencia.

Empezando a comer

Con el primer bocado, prometo ofrecer alegría.
Con el segundo, prometo ayudar a aliviar el sufrimiento de los demás.
Con el tercero, prometo ver el gozo ajeno, en el mío propio.
Con el cuarto, prometo aprender el camino de desapego y ecuanimidad.

Terminando mi comida

El plato está vacío.
Mi hambre satisfecha.
Prometo vivir,
por el beneficio de todos los seres

Lavando los platos

Lavar los platos,
es como bañar un Buda bebé.
Lo profano es lo sacro.

La mente diaria es la mente del Buda.


No hay comentarios:

Publicar un comentario